lunes, 31 de marzo de 2014

PENSANDO EN LOS DEMÁS (DOCUMENTAL)



                        ''PENSANDO EN LOS DEMÁS''



1.¿Cuál es el método de enseñanza del profesor Thosiro Kanamori?

El método del señor Kanamori consiste en intentar extraer los sentimientos desde el interior de sus alumnos y que a su vez sean capaces de expresarlas hacia sus compañeros creando fuertes vínculos y una gran empatía. Digamos que deja un poco atrás los contenido y se centra en crear personas con grandes valores, personas que ven reflejados sus sentimientos en otras. Para ello utiliza un sencillo ejercicio, cada día tres niños leen cartas a sus compañeros, hablándoles honestamente sobre sus sentimientos. De esta manera los niños no solo informan de sus problemas, sino que logran desahogarse o incluso consolarse gracias a sus otros compañeros.

En la clase se enseña a los niños, además del programa lectivo, como manejarse con relaciones problemáticas, con la infelicidad y con el alejamiento o perdida de los seres queridos. Incluso se enseña a ponerse en el lugar y a apoyar a los compañeros que han pasado por ello. Con este método podemos ver perfectamente como los niños aprenden de verdad, a compartir sus sentimientos, a ponerse en el lugar de los otros, y a apoyar a todo el que lo necesite. Con ello aprenden a valorar la vida y por tanto a disfrutar de ella. Pero no solo vemos la evolución que sufren estos niños a lo largo del documental, sino que también podemos apreciar a un docente supervocacional, con un fuerte amor hacia su trabajo y hacia sus alumnos.

En esta evolución que sufren los niños podemos destacar como aprenden de verdad a sentir el sufrimiento de sus compañeros. A ponerse en su lugar, emocionalmente. Por otro lado los niños entienden lo importante que es disfrutar de la Vida, y todo esto, sin descuidar en ningún momento, el aprendizaje del material que corresponde a su edad escolar.


2.¿Cómo ha trabajado con los alumnos los problemas de acoso en la escuela?

Antes de contestar la pregunta, es necesario explicar el método de trabajo o enseñanza que utiliza el profesor Toshiro Kanamori en la escuela.

Uno de los métodos de trabajo que este profesor utiliza son las “cartas del cuaderno”, con ellas lo que pretende es enseñar a los niños a buscar la felicidad, a fomentar el respeto, la convivencia, en definitiva que aprendan a ponerse en el lugar del otro, que aprendan el valor que tiene la empatía. Es por esto que cada problema que tienen los niños, él trata de solucionarlo a través de cartas en las que estos expresan sus sentimientos y dan soluciones a los problemas planteados, lo que hace que aprendan a pensar en los demás y comprender las emociones de los demás. (Aquí a la derecha una foto a modo de ejemplo).                                              

Centrándonos más en problema de acoso en la escuela en este documental, el método de trabajo que utiliza el profesor Toshiro Kanamori es el explicado anteriormente.
Cuando el profesor se da cuenta que hay un problema de acoso en la escuela con una alumna hace ver a los alumnos el daño que le están ocasionando a la alumna acosada, para ello se enfada y les hace reflexionar sobre el problema. Es entonces cuando utiliza su método “cartas del cuaderno”, algunos de los niños escriben cartas en las que reconocen y expresan el daño que han causado a la alumna a la que han acosado llegando incluso a poder sentirse como ella y le piden disculpas.

Es por esto que la empatía es la clave que propone este profesor para la solución de la mayoría de los problemas, es la base de la educación que propone Toshiro Kanamori.


3.¿Según vuestras experiencias como alumnos en la escuela, recordáis experiencias con profesores que hayan tenido el objetivo de enseñar a pensar en los demás?

No todos nosotros hemos tenido la suerte de tener un profesor o profesora que no se ciñese únicamente a enseñarnos a multiplicar, sumar, restar, leer correctamente con sus puntos, sus comas, o que hay 2 grandes grupos de animales, los vertebrados e invertebrados. Pero sí es cierto, que uno de nosotros pudo gozar de ese profesor, o mejor dicho profesora que te enseñaba no solo a sentarte bien en la silla, a respetar al compañero, si no a convivir día tras días con niños y niñas que pronto se convertirían en amigos, y poco a poco en una pequeña gran familia; respetándolos y teniéndolos en cuenta, y en definitiva, a pensar en los demás.

Esta experiencia fue en la etapa del primer ciclo de primaria, en la clase de 2ºA de la que dicha profesora era tutora, y a la que enseñaba la mayoría de contenidos. Esta profesora le impartía clase a uno de nuestros miembros del grupo actual de este blog. Aparentemente era una profesora corriente, pero cuando la conocías tanto dentro como fuera del aula, te dabas cuenta de que no era así; su actitud, sus formas de dar clase respecto a las otras clases eran algo distintas. Siempre aprendías algo nuevo, pero sobre todo cosas sobre valores, la vida, pensar en los demás, el trabajo en equipo. Porque aunque si tenemos en cuenta que lo “normal” no sería tener un profesor así, ya que de 4 miembros del grupo solo uno ha vivido tal experiencia. Esta profesora era algo similar al profesor del vídeo “Pensando en los demás”, visto en clase. Se esforzaba cada día para que el ambiente de la aula y la clase fuera bueno, para que todos los alumnos tuvieran en cuenta a los demás, es cierto que siempre unos serán más amigos de otros, siempre están los “grupillos”, pero al fin y al cabo todos compañeros, amigos.

¿Qué es lo que hacía a esta profesora atribuirle las características ya comentadas? Pues bien, programaba sus clases de forma que todas las semanas había tiempo para todo, dar los contenidos y siempre, y puede sonar una palabra bastante fuerte, pero siempre, al terminar las tareas en clase los alumnos hacían murales o trabajos en grupo que luego ella al final o durante este supervisaba. Aun así, les dejaba bastante libertad para que se pusieran de acuerdo entre el grupo en cómo elaborar ese trabajo o proyecto. Puede parecer una tontería, pero era algo similar al proyecto de las barcas que hacía el profesor Kanamori en el vídeo, ya que todos los niños participaban, y luego junto con el profesor (como en el vídeo) usaban ese proyecto; probaban la barca, jugaban... En este caso, una vez terminados todos los murales, junto con la profesora se decoraba la clase o se hacía algo similar.

 Por otro lado, los conflictos siempre se resolvían en el momento, aunque tuviese que utilizar horas y horas para que entre los alumnos se hablase y se llegara a un acuerdo y resolución del conflicto, dejando expresarse a cada uno de los alumnos que dijeran cómo se sentían; algo similar a lo que hacía el profesor del documental en su clase. Así pues, todo esto hizo que esa clase de 2ºA terminase con unos valores morales grandes, saboreando la vida, porque otra cosa no, pero esta profesora tenía una sonrisa siempre en la boca, bueno, cuando tenía que enfadarse se enfadaba, pero hacía las clases divertidas, si te veía triste hablaba contigo, y luego, si tú querías lo contabas a la clase, porque a veces es bueno compartir o contar esas cosas que hacen que estés intranquilo o triste. Además, casi todos los días ponía una frase en la pizarra que ella explicaba, para hacernos pensar de alguna forma, pese a nuestra temprana edad, sobre el valor de las cosas, y el valor de la vida.

Finalmente consiguió que todos esa clase de 2ºA fuera algo más que un simple aula donde se enseñaban las tablas de multiplicar, y el que había sentado a tu lado era “tú compañero”. Consiguió hacer ver a sus alumnos que de vez en cuando también hay que pensar en los demás, y sobre todo VIVR FELICES.


          

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada