domingo, 2 de febrero de 2014

Primeras reflexiones...

En la primera entrada de nuestro blog para la asignatura de Organización Escolar y Recursos Educativos queremos hacer una reflexión entorno a las preguntas que nos formuló la profesora en el primera sesión de clase.
Dentro de nuestro principal propósito como docentes de educación primaria encontramos el de dotar al alumnado de conocimientos académicos y profesionales que les permitan completar su formación intelectual y abordar con un alto nivel de compromiso a lo largo de su vida, así como prepararles para afrontar los actuales retos que les puedan surgir. Pero no solo podemos ejercer una función de instrucción hacia los alumnos, también debemos hacer desarrollar en ellos ese deseo por aprender nuevos conocimientos, y que en un determinado momento sean capaces de llegar construir el suyo propio.

Desde nuestro punto de vista, uno de los principales propósitos que debemos cumplir como docentes, es el de estimular al alumno para que cada uno pueda desarrollar su propio potencial, o incluso apoyándose en un grupo. Aunque puede que la tarea de docente se centre en guiar al alumno en el camino del conocimiento, también debemos enseñarle a organizar su propio trabajo y que algún día lleguen a ser personas independientes. Como hemos mencionado antes los propósitos del docente se centran en formar personas adultas,  que sean profesionales capaces de analizar el contexto en el que se desarrolla su actividad y planificarla, para llegar incluso a dar respuesta a los conflictos de una sociedad cambiante.
Para que los docentes pueda cumplir estos propósitos deben estar capacitados para ejercer las funciones de tutoría, orientación del alumnado y evaluación de sus aprendizajes, además de poseer  un conocimiento profundo del ciclo o etapa en que van a trabajar. Deben ser personas con un conocimiento completo de la materia o materias que va a enseñar, así como tener la  capacidad de realizar diseños disciplinares e interdisciplinares coherentes, todo ello apoyándose en una metodología adecuada a cada situación y a cada alumno.
Por otro lado, cuando cada uno de nosotros lleguemos a ser maestros ya sea en un colegio privado, una escuela pública, en una academia, o incluso algunos músicos de nosotros en un conservatorio; nos gustaría hacer ciertos cambios y mejoras, ya que siempre y no solo en el ámbito educativo, hay algo que mejorar. Basados en nuestra experiencia cercana como alumnos, estamos de acuerdo cada uno de los componentes de este grupo en que una de las principales cosas que nos gustaría mejorar o cambiar es hacerles saber a los niños qué aprenden y cómo, con el objetivo de que razonen todas las actividades y conocimientos que llevan a cabo, con vistas a que en un futuro dichas cosas aprendidas no se les olviden y se queden como algo superficial que su profesor o profesora les enseñó cuando eran pequeños. Como nos ha pasado a muchos de nosotros con ciertos contenidos enseñados en la escuela; donde de forma mecánica aprendimos, nos examinamos y reseteamos el disco duro.
Otra de las cosas que cambiaríamos sería la forma tan estrictamente metodológica que se usa. Nuestra enseñanza se basaría más, en el fomento e importancia de la práctica para que los niños vean la utilidad de lo que están aprendiendo y así despertar su motivación cada día por lo que se les enseña; como por ejemplo hacer excursiones enfocadas a lo que se le está enseñando para que vean que sí está relacionado con el mundo real y que tiene utilidad (una clase de conocimiento del medio en medio de la naturaleza en un sitio donde lo he estudiado se pueda aplicar), o la inclusión en las clases de música de más instrumentos con los que los niños pudieran expresarse y no tengan que limitarse a la flauta. También dentro de la metodología daríamos importancia a la diversidad de alumnos que en la clase se encuentran y las diferentes formas en las que cada uno de los niños aprenden las cosas, intentando que todos aprendan y puedan desarrollar sus mejores cualidades. Para ello emplearíamos diferentes recursos u organizaríamos el día a día de una forma u otra según los objetivos para obtener los resultados más óptimos de todos los alumno.

Por otro lado nos gustaría mejorar la relación y comunicación entre los padres o familia y el docente, ya que conocer bien el entorno del niño, su situación fuera del ámbito escolar, como también que la familia del niño colabore con la labor docente cuando el niño no se encuentra en la escuela, es importante para una formación continuada, progresiva y correcta del niño. Ya que esos factores condicionan su desarrollo, conducta, actitud, y el día a día de su vida. Además de que a estas edades primarias hay niños que necesitan cierta atención y apoyo tanto de sus padres como del profesorado para ir superando y aprendiendo día a día. Por lo tanto la colaboración y buena comunicación entre padres y docente es fundamental para una buena educación del niño, y ahora mismo no está del todo conseguida aunque cada vez vaya a más, usando recursos como las famosas plataformas virtuales donde profesores y padres están en contacto, y  estos últimos son informados de las notas, deberes y día a día de sus hijos continuamente. 

También cambiaríamos o mejoraríamos la relación entre profesores y alumnos, ya que a veces ese rol estricto establecido de profesor alumno impide un completo funcionamiento educativo,  de enseñanza y desarrollo del alumno; porque el alumno puede sentirse intimidado, ocasionando así que no pregunte en clase aunque no entienda algo, que se ponga nervioso en los exámenes aunque los lleve preparados etc, y en definitiva, que el ambiente en clase no sea cómodo y adecuado para que el alumno aprenda, que es al fin y al cabo lo que se pretende. Aprender, culturizarse, donde realmente quien debe ser el centro es el alumno y no el profesor.

Así pues estas son algunos de los cambios y mejoras más relevantes que haríamos, como también hacer del aula un sitio más amable y confortable para el alumno donde se sienta motivado, ya que un buen entorno influye mucho en la actitud del niño, y eso lo podemos mejorar haciéndoles partícipes de la propia decoración del aula, y teniéndolos en cuenta para la asignación de los sitios o estructuración de la clase. Que se sientan dentro y parte de ella. Otro aspecto a cambiar sería la introducción de un mayor trabajo cooperativo y grupal, porque es una forma de que los niños aprendan ya desde pequeños, ciertos valores del trabajo en equipo al que se tendrán que enfrentar muy posiblemente en su futuro laboral y al que tendrán que amoldarse para llevar a cabo el proyecto que les ha sido asignado. Además que los niños trabajen en equipo hace que su trabajo sea más rico, ya que cada uno puede aportar algo nuevo que otros quizás no habían pensado o no tienen tanta habilidad para hacer.

Para dar fin a esta primera entrada, concluiremos afirmando que esta asignatura llegará a aportarnos grandes conocimientos y destrezas que nos permitirán llevar adelante nuestro compromiso y objetivo como docentes y poner en práctica aquellas competencias básicas que todo ciudadano ha de superar una vez acabada la enseñanza primaria obligatoria, además de cumplir con nuestras expectativas de crear futuros ciudadanos capaces de saber desenvolverse en su día a día en las distintas circunstancias que se le presenten pudiendo hacerlo de forma autónoma y eficaz.
Asimismo, pensamos, que esta asignatura junto con  Planificación de la Acción Educativa (donde ya pudimos aprender las ocho competencias básicas y contenidos a desarrollar como docentes),  son materias  esenciales que nos ayudaran a nosotros a aprender a planificarnos y organizarnos en nuestro futuro como docentes y por supuesto solucionar y mejorar aquello que cambiaremos en nuestro centro escolar una vez que estemos ejerciendo con gran pasión nuestra profesión.

Por último, destacar una frase que nos ha llamado la atención: "Me lo contaron y lo olvidé; lo vi y lo entendí; lo hice y lo aprendí." Confucio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada